La nueva moda viral en redes es comer cubitos de hielo

Ser protagonista de las redes sociales es cada vez más complicado. Es que la viralidad responde cada vez más a la espectacularidad y lo bizarro, y muchas veces la originalidad se las ve complicadas para idear nuevas fórmulas de éxito.

De ahí que la última moda que está copando las redes sea así de rara: la cosa consiste en comer hielo.

Sigue leyendo “La nueva moda viral en redes es comer cubitos de hielo”

Patinaje sobre hielo o trineo en Alicante

Oferplan y multiocio te traen de nuevo una nueva forma de disfrutar de la Navidad en familia o con todos tus amigos. ¿No te vas de viaje estas Navidades? ¡Tranquilo! En Alicante hay muchas maneras de pasarlo bien, como ésta que te presentamos hoy.

Este año la Navidad es más navideña que nunca en la Plaza del Ayuntamiento de Alicante, donde una pista de hielo de 500 metros cuadrados y un tobogán gigante de 45 metros te están esperando. Podrás ir con quien quieras y pasar nada menos que 45 min. patinando por sólo 4 euros o 3 bajadas en trineo por tan sólo 2€ con todo el material incluido para la actividad.

La pista estará abierta hasta el 23 de diciembre, de lunes a viernes, en horario de mañana y tarde, y los festivos y fines de semana solo en horario de mañana. Desde el 24 diciembre hasta el 8 de enero, de lunes a domingo solo en horario de mañana.

¿A qué estás esperando? Llama a todo el mundo y venid todos a pasar un rato divertido en una pista de la que podrás disfrutar hasta el 8 de enero.¡Corre!

https://oferplan.laverdad.es/ofertas-descuentos/patinaje-hielo-o-trineo-alicante-6733.html

Pista de Hielo está ubicada en la plaza del Ayuntamiento de Alicante

En Alicante, junto al mar Mediterráneo, tienes una Pista de Hielo donde soñar y disfrutar de la magia de la Navidad. Deslízate junto al gran abeto decorado e instalado en la pista que hace las delicias de pequeños y mayores. Prueba tu destreza de patinaje y siente la Navidad.


La tradicional Pista de Hielo está ubicada en la plaza del Ayuntamiento de Alicante. Vas a disfrutar de ella durante todo el mes de Diciembre y hasta que finalice la Navidad.

http://www.alicanteturismo.com/una-pista-de-hielo-para-sonar-en-navidad/

Estructura cristalina de hielo. Hielo24 en Santa Pola

Fabrica de Hielo en Santa Pola (Alicante)
Estructura cristalina de hielo …


El hielo se presenta en 12 estructuras o fases cristalinas diferentes. A las presiones habituales en el medio terrestre (en el entorno de la presión atmosférica), la fase estable suele denotarse como fase I según la terminología de Tamman. Dicha fase I presenta dos variantes relacionadas entre sí: el hielo hexagonal, denotado Ih, y el hielo cúbico, Ic.

El hielo hexagonal es la fase más común, y la mejor conocida: su estructura hexagonal puede verse reflejada en los cristales de hielo, que siempre tienen una base hexagonal. El hielo cúbico Ic se obtiene por deposición de vapor de agua a temperaturas inferiores a –130 °C, por lo que no es tan común; aun así, a unos –38 °C y 200MPa de presión, situación esperable en los casquetes polares, ambas estructuras están en equilibrio termodinámico.

El hielo Ih presenta una estructura hexagonal en la que cada átomo de oxígeno de una molécula de agua tiene otros cuatro átomos de hidrógeno como sus vecinos más próximos, situados en los vértices de un tetraedro regular cuyo centro es el átomo de oxígeno de interés. Esta unidad tetraédrica es común a todas las demás fases del hielo, y se debe al hecho de que el ángulo entre átomos de hidrógeno en la molécula de agua libre H-O-H es de 104,52º, en vez de 90º.

El ángulo tetraédrico entre O-O-O es de 109,47º. Para temperaturas de interés terrestre, la distancia entre átomos de oxígeno O-O es de 0,276 nm y entre O-H de 0,0985 nm. La unión entre átomos intramoleculares es de enlaces covalentes simples y por tanto muy estables, mientras que la unión intermolecular se produce por enlaces de puente hidrógeno relativamente débiles, lo cual explica la relativamente baja temperatura de fusión del hielo. Los parámetros de red más relevantes son el lado hexagonal a=0,451 nm, y la altura del prisma hexagonal c=0,7357 nm.

Estos valores pueden variar ligeramente con la temperatura, pero la relación entre ambos, c/a=1,628, permanece prácticamente estable y muy cercana al valor óptimo de c/a=1,633, teorizado para esferas sólidas en contacto formando la misma estructura hexagonal. La estabilidad del parámetro c/a explica el hecho de que la expansión térmica del hielo se produzca de manera isotrópica.

Por su parte, el hecho de que el hielo Ih tenga una estructura hexagonal explica la anisotropía usualmente observada en sus propiedades mecánicas: el módulo de Young, por ejemplo, que se sitúa en el entorno de E=9-10GPa para cristales puros, presenta isotropía radial, y varía considerablemente según la dirección de la deformación; la resistencia mecánica, situada en el entorno de 1MPa para cristales puros en la dirección basal, puede alcanzar los 7MPa en ciertas configuraciones.

La presencia de impurezas en la red es práula, salvo para algunas sustancias puntuales como el fluoruro de amonio, NH4F. Los defectos cristalinos pueden ser cuatro: vacantes, intersticiales, iónicos o de Bjerrum, los dos últimos siendo exclusivos del hielo y estando relacionados con la rotación de hidrógenos de una molécula de agua en la red.

En todo caso, la estructura Ih del hielo es poco compacta —lo cual explica su menor densidad con respecto a la fase líquida— sobre todo si se compara con estructuras análogas en otros materiales cristalinos como los metales. El factor de empaquetamiento es de 0,34, muy inferior al 0,74 típico de los metales. Ello se explica por la repulsión de átomos de hidrógeno y oxígeno conforme se compacta la red. De hecho, esta repulsión lleva a que, cuando la presión sobre la red hexagonal es lo suficientemente elevada, esta estructura deje de ser estable y aparezcan otras que la sustituyan.

En efecto, el resto de fases cristalinas se producen a presiones mucho más altas, y hasta 1900 eran desconocidas. De hecho, no existen en la Tierra, pues los casquetes polares terrestres son demasiado finos como para permitir la aparición de fases estables distintas al hielo Ih. Sin embargo, la situación es distinta en las grandes lunas heladas del sistema solar como Europa o Tritón, donde se postula que las presiones en el núcleo son lo suficientemente elevadas como para asegurar la aparición de fases estables distintas a la Ih, que a dichas presiones sería inestable.

Las fases cristalinas de alta presión mejor conocidas son las fases II y III; en laboratorio sólo se han estudiado las fases II, III, V y VI,2​ mientras que el resto permanecen básicamente desconocidas.

La estructura del hielo II es romboidal. Este hielo se forma a unos 238K para presiones de 283 atmósferas, y su densidad es de 1193 kg/m³ por ser una estructura mucho más compacta. El hielo III es tetragonal, y aparece a unos 246 K y 276 atm, siendo su densidad de 1166 kg/m³. El hielo V es monoclínico, aparreciendo a 237,5 K y 480 atm, con una densidad de 1267 kg/m³. El hielo VI es tetragonal, y aparece a 237,5K para 777atm, con una densidad de 1360 kg/m³. Todas estas fases son esencialmente frágiles, aunque presentan gran tendencia a la fluencia en el tiempo (creep) y cierto comportamiento viscoelástico.

Aunque inicialmente se creía que eran fases nanocristalinas, aparte de las fases cristalinas arriba mencionadas, el hielo puede aparecer en dos fases amorfas (vítreas): el hielo amorfo de baja densidad (940 kg/m³ a –196 °C y 1atm) y el hielo amorfo de alta densidad (1170 kg/m³, mismas condiciones).

hielo-de-color

La formación del hielo amorfo es complicada, y se relaciona con el tiempo de solidificación dado al agua; puede formarse por condensación de vapor por debajo de –160 °C, por colapso de la estructura Ih bajo elevada presión por debajo de –196 °C. En todo caso, salvo en ciertas situaciones muy concretas, no son fases comunes en la Tierra.