Para 500 litros de vino de hielo recogemos 6.000 kilos de uva

Son varias las bodegas en España que elaboran vinos de hielo. En la práctica totalidad de los casos, adquieren sus características singulares gracias a la congelación de la uva a la entrada en la bodega.

Tan solo uno se elabora del mismo modo que en las zonas de Alemania, Austria o Canadá donde los vinos de hielo tienen dimensión internacional. Igual que en Ontario o en las laderas más extremas del Rin, la bodega palentina Señorío de Valdesneros posterga la vendimia a la espera de que la uva se congele en la viña por el descenso de las temperaturas. Su enólogo, Rubén Montero Merino, dio ayer en Sober una charla dentro de los actos del Mes do Amandi.
Sigue leyendo “Para 500 litros de vino de hielo recogemos 6.000 kilos de uva”

Anuncios

Hielo para Gin Tonic, estilo Celler de Can Roca

Josep Roca, enólogo del proclamado recientemente como “Mejor Restaurante del Mundo”, el Celler de Can Roca, es un apasionado del Gin Tonic y le gusta experimentar con esta bebida.

¿El resultado? Su famoso hielo infusionado para Gin Tonic. Roca decía en una entrevista para El País, hace algún tiempo, que el Gin Tonic gusta tanto porque “aporta frescor, digestibilidad, perfume, especiados, estimulantes y la sutileza eufórica y alegre de los cítricos”.

En más de una ocasión hemos hablado de la importancia que tiene el hielo y su temperatura para preparar un Gin Tonic perfecto. En el Celler de Can Roca van un paso más allá y además los preparan con un toque muy personal, una fórmula conocida por los aficionados al Gin Tonic desde hace algún tiempo. Y es la siguiente:

Ingredientes: 4 granos de cardamomo y 6 bayas de enebro.

Cantidad: como muchos expertos y aficionados al Gin Tonic afirman, en el Celler de Can Roca también creen que 5 cubitos es la cantidad perfecta para mantener la bebida fresca el mayor tiempo posible. De ellos, tres serán con cardamomo y dos con enebro.

Preparación: machacan los granos de cardamomo y las bayas de enebro antes de prepararlas en infusión, por separado, en un litro de agua. Después de conservarlas a 4°C durante una semana, se congela esta infusión para formar los famosos cubitos de hielo infusionados.

Así consiguen dar un toque diferente, mucho más aromático y atrevido a sus Gin Tonics.

Pero como no todos tenemos la maestría, ni el tiempo (o las ganas) de preparar cubitos tan elaborados, aprovechamos para recordaros las pautas necesarias a la hora de preparar un buen cubito de hielo:

-Mejor agua mineral que del grifo, para evitar el sabor tan fuerte del cloro, la cal, etc.

-Utilizar una cubitera de gran formato y que evite la contaminación con otros alimentos de su congelador.

-El cubito debe estar al menos 5 días endureciéndose y ser compacto, sin hueco en su interior, para evitar que se derrita enseguida al servirlo con la bebida.

-En el congelador, debe estar apartado de otros alimentos (carnes, pescados) para evitar mezclar olores y sabores con el hielo que luego utilizaremos para servir el Gin Tonic.

Y por último, un consejo: si estás pensando en ir al Celler de Can Roca para darte un homenaje gastronómico, es mejor que reserves cuanto antes. La lista de espera puede llegar a ser, como mínimo, de un año…

http://www.elclubdelgintonic.com/hielo-para-gin-tonic-estilo-celler-de-can-roca/

Cubitos de hielo toda tu vida

Siempre son necesarios en especial en época de verano. Sin embargo, hay algo clave que sólo los expertos realizan.

Para tener un perfecto trago de cóctel o para refrescar las calurosas tardes en verano, algo que no puede faltar en una cocina es el hielo. Compañero perfecto para una refrescante bebida o la forma más rápida para dejar helado un refresco.

Sin embargo, lo más probable es que toda tu vida has hecho mal los cubitos de hielo. Muchos pensarán que sólo se trata de colocar agua en una cubetera y esperar que el refrigerador haga su trabajo. Pero lo cierto es que no.

Hay un detalle importante que nadie hace. Para conseguir que el hielo quede compacto, duro y transparente, algo que para el coctelero Javier Caballero son los adjetivos que definen el cubo perfecto, la clave es primero hervir el agua.

“De este modo el oxígeno se escapará y evitaremos los defectos y impurezas que puedan producirse al congelar”, explica Caballero.

http://lared.cl/2016/la-red-social/llevas-haciendo-mal-los-cubitos-de-hielo-toda-tu-vida-por-este-simple-detalle

CUBITOS DE HIELO TRANSPARENTES

En el muy recomendable blog de arturogoga, he encontrado este sencillo truco que nos permitirá preparar unos cubitos de hielo “cristalino” y dar un toque de distinción fantástico para nuestras bebidas.

El motivo de que en los cubitos de hielos “domésticos” aparezca un núcleo lleno de burbujas es debido a que es la última zona en congelarse y es ahí donde se concentran las moléculas de aire.

También el cloro y la turbiedad del agua de grifo influyen para que los cubitos de hielo no tengan el mejor aspecto ni sabor al derretirse.

Todo ello sumado a que muchas veces la cubitera esta al lado de la merluza y los guisantes congelados, contribuye a que un detalle insignificante como un cubito de hielo, estropee nuestra mejor copa.

Aunque esté en ingles, en este vídeo se observa facilmente el proceso que consiste basicamente en usar agua filtrada o mineral, hervir el agua, dejarla enfriar, y volverla a hervir.

Inés desde apuntesdecocina también aconseja emplear cubiteras metalicas para conseguir mas transparencia, aunque si usaís un congelador sin compartimentar yo os aconsejo las bolsas para evitar olores.

Ya teneís una excusa para soplaros unos espectaculares cubatas con cubitos de hielo cristalinos.

http://www.eladerezo.com/curiosidades/como-hacer-hielo-transparente-truco.html